Sáb. May 8th, 2021

Blog

Una de las cosas que estamos teniendo muy claro, teniendo en cuenta que nos encanta conocer lugares y sus historias, es aprovechar las restricciones para hacer turismo en nuestra ciudad, nuestra comunidad mantiene el cierre perimetral y la limitación de movilidad entre provincias.

Con nuestras cámaras, nuestras mascarillas, gel hidroalcohólico, siempre manteniendo la distancia de seguridad y en cualquier momento que podamos lavarnos las manos con jabón. iremos poniendo rumbo a todos aquellos lugares imprescindibles que deberíamos conocer en la provincia de Córdoba

Iznájar, esta localidad de la Subbética cordobesa es un pueblecito idílico para esta escapadita y un buen destino para realizarlo ahora que estamos en primavera, Rodeada por el embalse que lleva su nombre,( Embalse de Iznájar, un pantano enorme que baña tierras cordobesas, granadinas y malagueñas apodado el “Lago de Andalucía” por sus espectaculares dimensiones -981 millones de metros cúbicos y 100 km de orilla )

la villa cordobesa de Iznájar se encuentra en lo alto de un cerro, coronado por la antigua fortaleza ?i?n ?Ašar (castillo alegre), símbolo y génesis del nombre de la localidad, declarado Bien de Interés cultural

Teniendo en cuenta que nuestro tiempo fue escaso y no vimos muchas de las cosas que queríamos visitar, como el interior del castillo de Hisn Ashar, el Museo de aperos de labranza, de artes y oficios, de miniaturas de forja y madera, de esculturas naif, el Museo de La Judea (Semana Santa), el Museo de Antonio Quintana, de ahí que volveremos a una escapada más amplia cuando podamos En la oficina de turismo estarán encantados de informaros sobre los horarios.

Así que nos dedicamos a descubrir sus callejuelas estrechas y empinadas con las típicas fachadas blancas andaluzas vestidas de macetas y flores y algún mirador, como el de la Cruz de San Pedro, en el casco urbano, hay muchos miradores en los que se puede apreciar la belleza paisajística

ubicado dentro del recinto amurallado justo a la entrada del Barrio de la Villa, y tras pasar el arco, (arco que da acceso al Barrio de la Villa. Una puerta que, tiempo atrás, constituyó la única entrada a la medina de Iznájar) donde se encuentra la Oficina de Turismo, hallamos una placita y un callejón repleto de macetas de color azul añil con la diversificación del colorido de las flores con una pequeña fuente adornada con la estatua de una mujer en el centro,

es el Patio de las Comedias, parece ser que era el antiguo zoco o mercadillo árabe, que se convirtió a partir del siglo XVIII en un espacio donde representar obras teatrales y que se ha convertido en un recurso turístico de primer orden, toda una explosión cromática que nos atrapó de lleno romántico en su Rincón del Beso

Hemos conocido que es uno de los patios cordobeses que suele llevarse el primer premio del Concurso de Patios de la Subbética en mayo.

Bajando unas escaleritas detrás de esta auténtica delicia la Torre de San Rafael, la única torre del antiguo recinto amurallado que ha conseguido llegar invicta a nuestros días, Un rincón de los que atrapan con su espectacular mirador desde donde se contempla prácticamente la totalidad del municipio.

La iglesia renacentista de Santiago Apóstol, la Iglesia de San José, la Torre del Reloj, la Casa de las Columnas

Poemas populares que pueden leerse en la Plaza Rafael Alberti, plaza rodeada de naranjos, lavanda, romero, que lucían un espléndido color azul de sus flores, situada junto a la Iglesia de Santiago Apóstol, donde sobresale un mosaico de azulejos en el cual está escrito el poema “Torre de Iznájar” de Rafael Alberti, fue inaugurada por el propio escritor en 1989 cuando regresó por segunda vez a la localidad. Tras su primera visita a este bonito pueblo en 1920, el poeta escribió su libro La Arboleda Perdida donde incluyó el poema

Escápate a Iznájar y descubre lo que este precioso pueblo te puede ofrecer y la Comarca de la Subbética tienen mucho más de lo que os podéis imaginar.